Lo Último

.

.

RADIO CENTRAL DE NOTICIAS

lunes, 13 de junio de 2016

China y Alemania relajan sus tensiones comerciales con 24 acuerdos económicos

China y Alemania aparcaron este lunes sus crecientes tensiones comerciales con la firma de 24 acuerdos de cooperación en tecnología, infraestructuras, transportes y otros campos, durante la visita oficial al país de la canciller alemana, Angela Merkel.
La líder germana, cuyo objetivo declarado en este viaje es mejorar la posición de las firmas de su país en el mercado chino, presidió junto al primer ministro, Li Keqiang, la cuarta ronda de consultas gubernamentales, en la que ambos países repasaron unos lazos bilaterales que tras años de bonanza ahora son tensos.
El intento de la mayor firma de electrodomésticos china, Midea, de adquirir la compañía alemana de robótica Kuka contra los deseos del Gobierno germano, ejemplifica las desconfianzas, que hoy intentaron ser olvidadas con acuerdos y promesas de cooperación.
Las consultas bilaterales se celebraron en el Gran Palacio del Pueblo, en el que Merkel fue recibida con una ceremonia militar y pasó revista junto a Li a soldados chinos, un acto en el que involuntariamente perdió el paso marcial en dos ocasiones y se saltó con ello el rígido protocolo.
Tras ello, Li, Merkel y su amplia delegación, que incluía seis ministros y cinco secretarios de estado parlamentarios, mantuvieron un encuentro de más de dos horas con la contraparte china al que le siguió la firma de 24 documentos.
Entre ellos destacó uno entre Airbus y un consorcio de tres firmas chinas para el establecimiento de una planta de ensamblaje de helicópteros en la ciudad oriental de Qingdao, que implica también la adquisición de 100 de esos aparatos por 700 millones de euros.
También fueron rubricados acuerdos para ampliar la capacidad de producción de una factoría de motores de Mercedes Benz en Pekín, o convenios de colaboración en el campo de los trenes de alta velocidad entre Siemens y la ferroviaria estatal china CRRC.
En el terreno institucional, los ministerios de tecnología de ambos países acordaron trabajar conjuntamente para el desarrollo de telecomunicaciones de quinta generación (5G), así como pactos de colaboración en campos como educación, agricultura, medicina o apoyo a la reconstrucción de Afganistán.
En un comunicado conjunto tras la reunión, subrayaron su intención de promover conjuntamente una solución política a la cuestión siria" que incluya "asegurar el acceso de ayuda humanitaria y avanzar las negociaciones hacia un proceso de transición en el que los sirios sean protagonistas".
En un momento en el que Alemania y otros países en Occidente ven con preocupación el conflicto de China con sus vecinos en el Mar de China Meridional, Pekín y Berlín destacaron en el comunicado conjunto su compromiso a "mantener el orden marítimo de acuerdo a la ley internacional".
China y Alemania, anfitriones del G20 en 2016 y 2017, respectivamente, también coincidieron en intensificar la coordinación en el club de las 20 mayores economías del mundo y en "involucrarse en un diálogo constructivo en derechos humanos mediante consenso, aprendizaje mutuo y progresos conjuntos".
En la que es su novena visita a China como canciller, Merkel ha viajado además acompañada de una nutrida delegación empresarial que incluye directivos de grandes firmas germanas como BMW, Siemens, Volkswagen, Lufthansa o ThyssenKrupp.
En este viaje, destacan los observadores, Merkel quiere presionar a China para que permita a éstas y otras firmas de su país un mayor margen de negocio en el mercado chino, ante el temor de que la ralentización económica del gigante asiático esté trayendo un creciente proteccionismo por parte de Pekín.
En la rueda de prensa conjunta tras la firma de acuerdos, el primer ministro chino intentó alejar estos temores al asegurar que "los conflictos comerciales sólo ocupan una parte muy pequeña entre China y Alemania", y prometiendo mayor apertura a las empresas foráneas.
"China espera ser un destino mas atractivo para las inversiones extranjeras, y que otros vean que el desarrollo pacífico de este país sirve también al de otros", señaló Li ante Merkel.
En este sentido, el Gobierno chino ofreció hoy a Alemania una mayor participación de sus empresas en los proyectos transfronterizos de mejora de infraestructuras y telecomunicaciones que Pekín abandera bajo el lema de "Nuevas Rutas de la Seda".
Merkel por su parte prometió al primer ministro chino que su Gobierno mediará entre China y la Unión Europea para que ésta reconozca al gigante asiático el estatus de economía de mercado EFE