Lo Último

.

.

RADIO CENTRAL DE NOTICIAS

lunes, 13 de junio de 2016

ENTRETENIMIENTO

Melendi reveló cómo la fama y las drogas por poco lo llevan a la autodestrucción

El cantante español Ramón Melendi Espina, conocido artísticamente como Melendi, reveló En íntimo que la palabra artista le ha traído muchos problema y que por eso le gusta más el concepto de creativo.
"La palabra artista me ha traído muchos problemas (...) yo creo que lo que soy es una persona creativa y constantemente vivo en ese valor. El concepto artista tiene otra cosa curiosa y es que al artista le viene una idea y listo; pero al creativo no solo le viene la idea del cielo sino que hace algo creativo con la idea, y con el piano y por eso disfruto mi trabajo".
Comentó, que ninguna de sus canciones son autobiográficas sino que tienen que ver con su forma pensar, "por eso hay gente que te sigue. Siempre hay algo de uno mismo en las canciones".

La fama y las drogas

Dijo que la fama es algo a lo que se le debe tomar muy en serio, "porque mucha gente empieza a halagarte, y a decirte lo muy bien que cantas y cuando no tienes una personalidad definida eso te puede llevar a muchas cosas, y yo caí en el mundo de las drogas"
"Y ahora que caemos en este tema, yo no creo en los adictos; yo creo en la gente que todavía no se ha encontrado porque si me hubieran llevado a un centro de rehabilitación solo para quitarme la dependencia a la droga hubiera salido y luego me hubiera hecho adicto al juego (...) yo gracias a Dios ya salí de eso, pero decidí cambiar porque el camino a la autodestrucción era imparable (...) no es fácil.
Al respecto, comentó que la llegada de su hija Carlota fue un punto de inflexión "porque mis padres sufrieron mucho y yo no lo veía, y llegaba a la casa y no había nadie a quién darle explicación, pero luego ves a tu hija en la cuna y empiezas a hacerte muchas preguntas y esa es la primera bofetada que da la vida".
Recomendó a los que hoy se sienten en esa situación, que el primer paso es no juzgarse y dejar de juzgar a los demás. Mencionó que la madre de su segundo hijo -Marcos- y de su tercera hija lo ha ayudado en todos sus procesos. "La base de un amor verdadero es la admiración y yo a ella la admiro."

Trabajó en un Bar

Dijo que antes de ser cantante trabajó de camarero en un Bar donde un cazatalentos lo descubrió.
"Yo hacía canciones para mí y jamás hubiera grabado una maqueta para enseñarla; sin embargo una noche me emborraché un poco más de la cuenta y no pude rellenar las nevera, y tuve que levantarme en la mañana a llenarla y en el bar estaban haciendo una audición, y yo le dije al hombre que tenía unas canciones y que sí quería se las cantaba -debió ser por la borrachera del día anterior que dije eso- él me dijo que estaba bien y ahí le toqué las canciones y le gustó".
Melendi dijo que se fue a Madrid a los 20 años de edad, pero su primer disco salió cuando cumplió los 22 años, y empezó a tocar en locales pequeños. 
"Pasé muchas penurias económicas; creo que fue la época más fría de mi vida. Pasé una noche durmiendo en un parque, pero cuando encuentras el verdadero sentido de la vida, eso con lo que te sientes bien nada es frío".
Al respecto, indicó que lo que lo mantuvo fuerte, fue el hecho de pensar que mucha gente lo iba a escuchar.

Dos veces al borde de la muerte

Reveló que cuando pequeño estuvo dos veces cerca de la muerte; razón por la que creció muy sobreprotegido por su madre y esto le causó serios problemas en la adolescencia.
"Mi mamá por sobreprotegerme puedo complicar las cosas, yo me sentí un poquito inferior, y cuando llegas a la adolescencia y ves a los demás jóvenes sientes que algo te falta y te sientes inferior y eso te lleva a hacer el doble de lo que tienes que hacer y te conviertes en alguien que no eres. Es muy peligroso porque llegas a un punto en que no sabes quién eres tú y hasta dónde llega la persona que tú te creaste".
Sin embargo, indicó que cuando tienes una base educativa y de valores fuertes al final siempre puedes salir de eso. "Mi madre dijo que tuve la adolescencia más larga del planeta de los 18 a los 30."
Confesó que le gustaba el fútbol pero que al final se dedicó a la música y al piano.