Lo Último

.

.

RADIO CENTRAL DE NOTICIAS

domingo, 19 de junio de 2016

Señales que indican que algo anda mal con tu tiroides

Esta pequeña glándula que está en el cuello justo arriba de la clavícula, es la responsable de producir las hormonas tiroideas (T3 Y T4) que regulan el crecimiento y desarrollo, el metabolismo, la temperatura corporal, la frecuencia cardíaca y la tensión arterial.
Si algo anda mal, pueden ocurrir dos condiciones: hipertiroidismo (cuando la glándula tiroides hiperactiva produce demasiadas hormonas) o hipotirodismo (cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas). Ambas enfermedades se producen por un factor inmunológico, donde los anticuerpos del organismo comienzan a influir en el órgano haciéndolo trabajar de una manera inadecuada.
Estas enfermedades son un 80% más frecuentes en las mujeres que en los hombres, ya que ellas tienen una mayor predisposición genética.
Lo bueno es que tienes la opción de prevenir o controlar estas condiciones si prestas atención a estos síntomas que te da tu cuerpo y sigues el tratamiento de un especialista:

1. Te sientes triste o depresiva:

De acuerdo a la Clínica Mayo, una alteración en esta glándula puede afectar tu estado de ánimo. Cuando se produce muy poca tiroides, se alteran los niveles de serotonina en el cerebro, haciéndote sentir más triste de lo normal o incluso depresiva. Si ocurre el suceso contrario, te puede producir más ansiedad, estar más irritada o inquieta.

2. Estreñimiento

Tener problemas para ir al baño es uno de los 3 síntomas más comunes en las personas que tienen una de estas condiciones, como lo asegura el Dr. Robin Miler.

3. Duermes mucho

Todas tenemos problemas para levantarnos por las mañanas, pero cuando esto se convierte en una pesadilla diaria, es hora de visitar a un especialista. Las tiroides inactivas pueden hacer que tus funciones corporales se vuelvan muy lentas.

4. Pérdida de pelo y piel seca

La falta de tiroides puede generar que tu piel esté más seca de lo normal, que sudes menos o que tu pelo deje de crecer. E incluso puedes notar una gran pérdida de cabello.

5. Repentino aumento de peso

Un aumento de peso sin ningún cambio significante en tu dieta puede ser una señal de que presentas problemas con tu tiroides. Y tratas de bajar tu peso, pero te cuesta mucho. Este es el síntoma por el que más mujeres visitan a un doctor para realizarse exámenes y ver que todo esté bien.

6. No tienes interés sexual

Cuando produces poca tiroides, puedes perder la libido. A éste también se le suma si aumentaste de peso, sientes malestares o estás mal anímicamente.

7. Dolor muscular y adormecimiento

Si empiezas a sentir mucho dolor cuando realizas un movimiento y éste perdura por días o algunas partes de tu cuerpo se adormecen más seguido de lo usual, puede ser una señal de que algo anda mal con tu tiroides.

8. Tu corazón se agita

Si sientes que tu corazón está latiendo más rápido o puedes sentir de manera muy notable las pulsaciones de tu cuello o muñeca. Esto se puede deber a que hay muchas hormonas tiroides que inundan tu sistema.

9. Te sientes confusa

Una excesiva producción de tiroides puede hacer que te cueste más concentrarte y que te sientas más confusa.

10. Presión sanguínea alta

Si tienes la presión alta y los medicamentos, dieta más sana o ejercicio no están mejorando esa condición, es hora de que visites a un médico. Un hipotiroidismo puede causar niveles altos de ese colesterol “malo” que puede generar problemas en el corazón.

11. Aumento de apetito o cambios en el paladar

Si ahora sientes que algunas cosas saben distinto o que hueles de manera distinta, podría ser porque estás produciendo menos tiroides. En el caso de un aumento de tiroides, te podría provocar un aumento de apetito.

12. Malestar en el cuello o la garganta

Tiene sentido que presentes dolor en estas partes ya que la glándula se encuentra ahí. Un nudo en la garganta o cambio en el tono de tu voz pueden ser algunas de las señales. Mírate al espejo y ve si notas alguna hinchazón en tu cuello.
Según la Conciencia de Tiroides AACE, puedes ver en tu casa si presentas algún problema de tiroides: “Toma un espejo, concentrándote en la zona frontal inferior de tu cuello, por encima de las clavículas y debajo de la caja de voz. Inclina la cabeza hacia atrás. Toma un vaso de agua y traga. Mientras tragas, comprueba si se forma un bulto o protuberancia en esta área. Si notas algo, consulta a tu médico”.
Si llevas mucho tiempo con alguno de estos síntomas y no notas una mejora con los tratamientos que te han dado, es hora de que visites a un especialista y le preguntes si algunos de estos malestares te ocurre debido a que algo anda mal con tu tiroides. Un cuidado adecuado puede controlar o incluso prevenir cualquiera de estas condiciones
EL INFORMADOR