Lo Último

.

.

RADIO CENTRAL DE NOTICIAS

miércoles, 8 de junio de 2016

AFP: Errores en la Copa América Centenario dejan en evidencia a EEUU

"Estados Unidos podría albergar mañana mismo el Campeonato Mundial de fútbol," aifrmó el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.
Pero a juzgar por los errores, y horrores, sucedidos en menos de una semana que lleva disputada la Copa América Centenario a lo largo y ancho del país, está quedando claro que organizar exitosamente un gran torneo de fútbol requiere mucho más que tener grandes estadios, aeropuertos y hoteles.
La atención se ha centrado en algunos gazapos que generaron airadas protestas, especialmente errores a la hora de los himnos nacionales de dos países, Chile y Uruguay, pero también han habido quejas por la elección de los horarios de inicio de los partidos, el itinerario de viajes de algunas selecciones y la atmósfera general en torno a la Copa América Centenario.
Ciertamente, afirmar que los medios estadounidense han sido atrapados por la 'fiebre del fútbol' sería una grosera exageración.
La cadena Fox indicó que el partido inaugural, entre Colombia y el combinado local el pasado viernes, tuvo más de 1,5 millones de telespectadores, cifra que es menor a un 0,5% de la población de Estados Unidos y mucho menor que los niveles de audiencia de cualquier evento deportivo top de la televisión estadounidense.
A nadie sorprende que a Univisión le ha ido mejor. La cadena que transmite para los hispanos ha indicado que tuvo un promedio de 2,9 millones de espectadores durante el primer fin de semana del torneo continental, una cifra que según dicen fue 14% mayor que la que tuvo en la fase de grupos del Mundial Brasil-2014.
El nivel de asistencia a los estadios ha sido variado, pero el problema de larga data que aqueja al fútbol en Estados Unidos sigue presente: la elección de grandes estadios de football americano para albergar partidos de 'soccer' lleva a que los televidentes vean inifinidad de asientos vacíos en los escenarios.
El martes hubo más de veinte mil asientos vacíos en el estadio Soldier Field de Chicago, que tiene capacidad para 61.500 espectadores y sólo tuvo 39.642 personas presentes para observar in situ la goleada de Estados Unidos sobre Costa Rica por 4-0 AFP