Lo Último

.

.

RADIO CENTRAL DE NOTICIAS

martes, 14 de junio de 2016

Rusia ofrece a Cuba un programa de servicios de emergencia a cambio de deuda

Rusia ofreció hoy a Cuba un programa de servicios de emergencia y defensa civil que La Habana puede pagar a cuenta de la deuda contraída por la isla con la extinta Unión Soviética, según el acuerdo por el que Moscú condonó al país caribeño el 90 por ciento de ese crédito.
Los países acordaron entonces que el 10 por ciento restante, que asciende a unos 3.500 millones de dólares, debe corresponder a inversiones en Cuba dentro de la iniciativa "Deuda a cambio de programas de desarrollo".
El ministro ruso de Situaciones de Emergencia, Vladímir Puchkov, explicó hoy en Moscú los detalles de la propuesta al vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Ricardo Cabrisas Ruiz.
"Proponemos un conjunto de acciones dirigidas al desarrollo del sistema nacional de defensa civil. Gracias a las tecnologías rusas modernas, estamos dispuestos a modernizar en profundidad el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil para convertirlo en una red única global anticrisis", señaló Puchkov en la reunión.
Al mismo tiempo, Rusia ofrece dotar a las autoridades cubanas de material para responder ante posibles catástrofes climáticas en la isla: tiendas de campaña, mantas, generadores eléctricos y tecnología para el agua potable.
"Rusia está dispuesta dotar a las unidades de salvamento de la república con medios modernos para el rescate y contra los incendios, complejos para medir la resistencia sísmica de edificios y aviones no pilotados", agregó el ministro.
Hace dos años, el presidente ruso, Vladímir Putin, promulgó la ley que condonaba el 90 % de la deuda cubana contraída en la época soviética.
En los últimos años ambos países intentan restablecer la estrecha cooperación que Moscú y La Habana mantenían antes de la desintegración de la URSS, en 1991.
El Kremlin ha valorado la normalización de los lazos diplomáticos entre Cuba y Estados Unidos, aunque insiste en el levantamiento del embargo de Washington a la isla. EFE